Contenidos destacados

No es necesario cambiarlo todo

La enseñanza en línea requiere adecuar lo que ya se venía haciendo en las clases presenciales, para que sea compatible con la formación a distancia. En ese sentido, hay algunos requerimientos mínimos a considerar: 

1. En relación a los contenidos

No es necesario deshacernos de los textos o contenidos que ya teníamos diseñados, sino enriquecerlos con recursos complementarios sugeridos y guiados.

2. En relación al docente y a la docencia

En los entornos digitales, la docencia se convierte en un servicio casi permanente para el estudiante, Mediante un seguimiento personalizado, el fin es alejar los posibles sentimientos de soledad que podrían padecer estos nuevos alumnos. Por tanto, ha de buscarse una permanente presencia social, que refuerce el sentimiento de pertenencia que estos tenían cuando asistían a las clases presenciales. 

El docente ha de convertirse en un facilitador, dinamizador y motivador del aprendizaje –tanto individual como grupal–, que logre alejar el tedio, el cansancio, el aburrimiento y los deseos de abandonar. Asimismo, debe propiciar ánimo, convencimiento y motivación.

3. En relación al rediseño del programa 

No es necesario diseñar un nuevo programa, sino rediseñar y ajustar los contenidos, las actividades, las interacciones, la evaluación, a la realidad del cambio brusco que supone la nueva situación. 

El programa deberá contener: 

  • Orientaciones claras y precisas sobre el curso. Deberían plasmarse en una guía didáctica, que contemple todo aquello que debe conocer el estudiante sobre el curso.
  • Un calendario donde se especificarán todas las tareas, actividades, evaluaciones y plazos que se hayan programado.
  • Listado con medios y herramientas de comunicación –sincrónica y asincrónica, vertical y horizontal– que se proponen utilizar.
  • Seguimiento continuo del proceso de aprendizaje.

Ver también:

Taxonomía de Bloom

¿Cómo planificar tus clases?

¿Cómo planificar un tema?

4. En relación a las actividades de aprendizaje 

Es importante que los docentes tengan en consideración los siguientes elementos: 

  • Secuencias de actividades coherentes con los objetivos de aprendizaje que se espera que logren los estudiantes, así como con los contenidos y con la evaluación.
  • Tiempos de entrega marcados.
  • Diseño de actividades variadas, que logren atraer a los estudiantes, que los alejen del tedio y, si es posible, que los diviertan. Deben encaminar hacia la necesidad de consultar y estudiar los materiales originales –los libros de texto que se venían trabajando–. Pero, también, hacia una multitud de recursos didácticos gratuitos existentes en la red. En suma, se trata de acelerar otra forma de aprender.

Ver también:

- Los resultados de aprendizaje: qué son y cómo se redactan

- La importancia de diseñar actividades de aprendizaje “funcionales”

- Los casos como herramientas pedagógicas

5. En relación con la evaluación

Se sugiere readecuar y adaptar los procesos de evaluación que se venían implementando en la docencia presencial y que ahora se llevarán a cabo de otra manera. 

Para ello, es crucial precisar los tipos de evaluación que se utilizarán, los criterios de valoración, la obligatoriedad y opcionalidad, los modos de entrega. 

Otras cuestiones que podrían considerarse:

  • Ha de contarse con un sistema de evaluación continuo, que Internet facilita por las evidencias y constancia de los diferentes registros.
  • Siempre se debe evaluar en función de los objetivos de aprendizaje (resultados de aprendizaje esperados).
  • La evaluación continua supone valorar el trabajo individual y el grupal, las interacciones y los aportes de forma constante.
  • Se podrían utilizar evaluaciones diagnósticas con el fin de personalizar el aprendizaje.
  • Lo ideal sería disponer de pruebas de autoevaluación, coevaluación (entre pares), así como evaluaciones formativas (a fin de conocer la marcha del proceso de aprendizaje sin necesidad de calificación).
  • Se deberían utilizar rúbricas, no sólo porque facilitan la objetividad, sino para facilitar la autoevaluación y la retroalimentación. 

Ver también:

Evaluar según criterios y niveles de logro

Sugerencias para una evaluación efectiva

Algunas sugerencias para la retroalimentación

Retroalimentar sí, pero... ¿cómo hacerlo sobre bases objetivas?

6. En relación a la interactividad y la comunicación multidireccional

No se debe perder de vista la interacción con la propia plataforma, con los recursos tecnológicos y, especialmente, con los profesores y pares. Existen varias plataformas de colaboración, con función comunicativa, que facilitan el aprendizaje digital. Por ejemplo, Hangouts MeetTeams o Zoom

Los contenidos interactivos como los videojuegos, los debates que estimulen la participación a través de foros, chat, sesiones de audio o vídeo en directo, son elementos esenciales de la formación a distancia. 

Además, se debe brindar herramientas que favorezcan el trabajo en grupo, la resolución de casos, el juego de roles, las exposiciones grupales, entre otros, que facilitan el aprendizaje a través de la comunicación interactiva. 


Este material fue elaborado en base a García Aretio, L. (2020). Sistemas digitales para estudiar desde casa. Requerimientos. Contextos universitarios mediados. Recuperado de https://aretio.hypotheses.org/3178

Centro de Actualización en la Enseñanza Superior

Es un espacio para apoyar a los docentes de la Universidad ORT Uruguay, a mejorar la calidad de la enseñanza que imparten.

Ofrece formación permanente, a través de seminarios y talleres gratuitos, a todos aquellos que estén interesados en ampliar su potencial de enseñanza.

Aulas

Canal de Youtube

Bibliotecas

Formación de Formadores

Desarrollo de capacidades de planificación, implementación y evaluación de la formación.