Universidad ORT Uruguay

Proyecto de Mejora de la Enseñanza en Línea

volver

Fichas prácticas para la docencia en línea

Hacer explícita la organización de la clase virtual sincrónica

Clasificación

PREPARAR

  • Duración Corta
  • Dificultad Baja
  • ParticipantesDocentes

Claves para el éxito

  • Crear y compartir documentos que establezcan las bases de la participación en las clases sincrónicas en línea.
  • Recordar las reglas, a los estudiantes, de forma frecuente.
  • Atender a la realidad y al contexto de los estudiantes en cuanto a las exigencias.
  • Considerar estas bases en la calificación del curso. De modo que, si la participación en las clases sincrónicas es obligatoria para la asignatura, pueda ser valorada correctamente.

Debido a la naturaleza virtual de la interacción entre los docentes y los estudiantes en las clases sincrónicas en línea, muchas veces es difícil conocer si los estudiantes comprenden el tema del módulo o de la clase.

Es por ello que se requiere que las reglas para la participación estén claras desde el comienzo. Es bueno crear diapositivas que expliciten esas reglas y compartirlas al principio de la clase, algunas como recordatorios y otras como información nueva.

¿Qué puedo hacer?

Para que la clase sea exitosa, estos son algunos de los aspectos que deben ser explicitados a los estudiantes:

  1. Aspectos procedimentales de la clase

    Tiene que ver con la dinámica de interacción durante la clase e incluye información básica como:

    • lugar desde donde se toma la clase;
    • uso de la cámara;
    • uso del micrófono;
    • instrucciones sobre cuándo y cómo participar.

    Ejemplo de reglas para Zoom:

    REGLAS ZOOM

    PUNTUALIDAD: Por favor ingrese a la plataforma al menos cinco minutos antes de que comience la clase.

    VIDEO Y SONIDO: La cámara debe permanecer prendida durante toda la clase (a no ser que el docente indique lo contrario). Asegúrese de estar silenciado cuando no hable.

    PREGUNTAS Y APORTES: Puede realizar preguntas por chat o levantar la mano. Esperar a que el docente le indique que puede participar. Prender el micrófono y mirar a la cámara.

    NO
    • Ubíquese en un lugar tranquilo y silencioso donde no sea molestado.
    • Vístase adecuadamente.
    • Preste atención tanto al docente como a sus compañeros.
    • Ponga su computadora o tableta sobre una superficie firme.
    • Participe activamente en las salas de equipos.
    • Interactúe con el docente y con los colegas a través de los emoticones.
    • No comparta su pantalla hasta que el docente se lo solicite.
    • No hable cuando alguien más lo está haciendo.
  2. Aprendizajes

    Resulta muy pertinente compartir con los estudiantes los resultados de aprendizaje. En otras palabras, son enunciados que explican qué es lo que los estudiantes deberían ser capaces de hacer como consecuencia de la clase. No es solo una lista de contenidos, sino que también se explicita el por qué de esos contenidos, al hacer referencia a cómo un determinado contenido se relaciona con el ejercicio profesional.

  3. Contenidos

    Es recomendable compartir una agenda que detalle la estructura de la clase, así como los contenidos a abordar, cuándo, cómo y por qué. Además de favorecer la organización, comunica claramente lo que se espera que los estudiantes realicen y aporta un sentido de avance, a medida que se van cubriendo las diferentes etapas.
    Si se utiliza un programa de presentaciones –como PowerPoint–, se puede repetir la misma diapositiva de la agenda inicial, e indicar con un tic [☑] los diferentes ítems ya cubiertos.
    Al finalizar la clase, puede mostrarse nuevamente la agenda entera y utilizarla para realizar preguntas, que apunten a conocer si los estudiantes comprendieron el tema del día.

  4. Evaluación de lo aprendido

    Toda clase eficaz promueve la evaluación constante y proactiva. El punto de partida de la evaluación –tanto durante la clase, como al final de la misma– son los resultados de aprendizaje diseñados.
    Una clase habrá sido exitosa si se logra comprobar que los estudiantes han alcanzado los resultados de aprendizaje planificados por el docente. Esa es una indicación clara de que nuestras intenciones se concretaron en acciones de enseñanza, que resultaron en aprendizajes de calidad.

    Durante la clase, para la evaluación, se pueden utilizar las encuestas de las plataformas de videoconferencias (denominadas “polls”), las cuales son de opción múltiple y se pueden preparar con antelación a la clase. Asimismo, a medida que se van desarrollando los diferentes bloques de contenidos, se puede volver sobre las preguntas que se realizaron al comienzo y que los estudiantes no supieron resolver en ese momento.
    Sobre el final de la clase, se puede utilizar la agenda o volver a la actividad de inicio (por ejemplo, las demostraciones, los eventos inusuales, las preguntas de desafío) y pedir a los estudiantes que realicen de nuevo esa actividad, esta vez, utilizando los nuevos contenidos.
    Dos técnicas para evaluar, al final de la clase, que son muy populares en la formación universitaria:

    • Ticket de salida: se pide a los estudiantes que indiquen, en el chat o en la pizarra, información sobre el aprendizaje obtenido durante la clase. Por ejemplo, se puede solicitar que indiquen: tres cosas nuevas que han aprendido, dos cosas que ya sabían pero que han logrado consolidar y una cosa sobre la que aún tienen dudas.
    • Ensayo de un minuto: se trata de darles un minuto para que digan qué aprendieron en la clase y qué dudas tienen aún sobre el tema.

    Estas dos técnicas son una muy eficaz forma de promover la autoevaluación e instalan en el alumno la necesidad de repasar entre clases.

  5. Tareas a realizar antes de la próxima clase

    Resulta pertinente dedicar uno o dos minutos a explicitar y explicar las tareas a desarrollar entre las clases. Este es el momento en el cual se asignan las lecturas y tareas, la resolución de problemas o ejercicios, la escritura de documentos, la búsqueda de información, entre otras. Debemos recordar que, si bien algunos docentes ponen en Aulas un foro de consultas, muchas veces los estudiantes no lo utilizan. Por ello es necesario dedicar unos minutos, al final de la clase, a alertarlos sobre cómo deben prepararse para la próxima clase.

  6. Materiales y actividades

    Finalmente, es importante que, una vez finalizada la clase, el docente suba a Aulas una copia de los materiales utilizados, así como de las actividades desarrolladas. Por ejemplo, se subirá una versión PDF de la presentación PowerPoint utilizada, una copia en PDF de la pizarra, los enlaces a los documentos o páginas web mostradas durante la clase, copias de los repartidos. Estos materiales resultan fundamentales para el repaso y la consolidación del aprendizaje, y son una fuente importante para el aprendizaje autónomo de los estudiantes entre las clases.

Para saber más

Flecha apuntando hacia arriba